Menu Area Clientes
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarte contenido personalizado en función de tus intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Ciberdelitos más usuales en la red

Toda la información


La palabra ciberdelitos quizás te resulte demasiado fuerte para pensar que alguna vez has sido víctima de ellos. Sin embargo, prácticamente cualquier persona que use Internet se ha visto expuesto al menos en alguna ocasión. Si quieres conocer cuáles son exactamente los ciberdelitos más usuales en la red y cómo puedes prevenirlos, ¡este artículo es para ti!


La palabra ciberdelitos quizás te resulte demasiado fuerte para pensar que alguna vez has sido víctima de ellos. Sin embargo, prácticamente cualquier persona que use Internet se ha visto expuesto al menos en alguna ocasión. Si quieres conocer cuáles son exactamente los ciberdelitos más usuales en la red y cómo puedes prevenirlos, ¡este artículo es para ti!

¿Qué son los ciberdelitos?

Los ciberdelitos se refieren a todas aquellas actividades ilícitas que se realizan utilizando la tecnología, como Internet o el ciberespacio. Quienes los llevan a cabo pueden ser tanto individuos que actúan sin ayuda de nadie, como grupos organizados o que incluso cuentan con patrocinio estatal. 

Los delitos digitales son similares a los que pueden darse en la vida real, como la suplantación de identidad, el robo, en este caso de información y el sabotaje, así como otros más específicos de este entorno, como son el uso de malware para dañar o destruir archivos y dispositivos y fraudes virtuales. 

Dado que el uso de la tecnología ocupa cada vez una parte más amplia de nuestras vidas, gracias a herramientas como el Internet de las cosas (IoT), los ciberdelitos en España y en el resto del mundo continúan en aumento. En la actualidad, representan ya el 10% del total de las infracciones penales, y en cifras más concretas, las denuncias por fraudes en Internet se acercan a las 200.000. Son el segundo delito más cometido por detrás de los hurtos. 

 

Tipos de ciberdelitos más usuales en la red

 

Robo de identidad

Como hemos indicado, tomar la identidad de una persona no es únicamente un ciberdelito, pero el uso de la tecnología ha logrado que aumente en este espacio. En países como Estados Unidos, este tipo de fraude se comete cada dos segundos. ¿Y por qué es tan frecuente? Pues porque es uno de los más sencillos de llevar a cabo, dado que basta con contar con algunos datos personales de la víctima. Dentro del robo de identidad, existen a su vez diferentes tipos de ciberdelitos, como son los siguientes:

  • Phishing o suplantación de identidad. Se ha convertido en uno de los ciberdelitos más usuales en la red, aunque el conocimiento sobre la existencia de estos hace que aquellos usuarios más familiarizados con las nuevas tecnologías no caigan en ellos. En el phishing se utilizan cebos como mensajes fraudulentos que incitan a la víctima a introducir datos bancarios o contraseñas en una web falsa.
  • Pharming. Similar al anterior, utiliza malware para conducir a los usuarios hacia las páginas fraudulentas.
  • Keylogging. Considerado spyware porque espía, consiste en registrar sin que la víctima lo sepa todo lo que esta escribe, con la finalidad de hacerse con información confidencial.
  • Sniffing. La conexión a redes wifi no protegidas o cifradas permite que los ciberdelincuentes accedan a nuestros datos.

Virus informáticos

Conocido como malware, consiste en infectar los sistemas informáticos de un usuario o, más frecuentemente, de alguna compañía. Se pretende interferir en su funcionamiento, destruir los archivos que contiene o duplicarlos. Pueden identificarse cuando el sistema comienza a mostrar anuncios de manera intrusiva o cuando el sistema se bloquea y requiere de un rescate. Este último se considera ciberextorsión, por ser un chantaje. También lo es, amenazar a una víctima de utilizar su información, imágenes o vídeos personales o a una empresa de ataques DdoS. 

Ciberacoso

El aumento del uso en las redes sociales, los chats de mensajería instantánea y las páginas para conocer a otras personas ha dado lugar también a un incremento en el ciberacoso. Incluye el acoso en Internet, como la comunicación o intento de esta no solicitada de forma reiterada, el acoso sexual, la exposición de información personal en línea o doxing o las publicaciones falsas haciéndose pasar por la víctima en las redes sociales, conocido como fraping. 

Ciberdelitos: ¿Cómo prevenirlos?

Dado que los ciberdelincuentes pueden ser profesionales expertos, resulta complejo protegerse al 100%. No obstante, la prevención de los ciberdelitos es fundamental para reducir el riesgo. A continuación te dejamos algunos consejos:

  1. Utiliza contraseñas complejas y que sean diferentes para cada cuenta.
     
  2. Instala un antivirus en todos tus dispositivos y mantenlo actualizado.
     
  3. Evita la conexión en redes públicas o desde equipos que utilicen más personas, así como la carga en terminales públicas o conectados a dispositivos que no conoces.
     
  4. No compartas tus contraseñas ni datos de carácter confidencial ni expongas tu información personal. 
     
  5. Revisa siempre los permisos de las aplicaciones que tienes descargadas y bloquea los que no necesites.
     
  6. Accede solo a páginas web seguras en las que aparece un candado y que empiezan por “https”.
     
  7. Si tienes menores en casa, instala un sistema de control parental para protegerles del acoso.

 

En Gatchan disponemos de una línea para teléfonos y móviles y otra para el Internet en casa. Con ellas, no solo conocerás la actividad de tus hijos y/o hijas, sino que además bloquearás las llamadas de o a personas desconocidas y los contenidos de carácter sexual. ¡Recuerda que la prevención es la mejor protección!

 

Te Recomendamos

IR AL BLOG