Menu Area Clientes
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarte contenido personalizado en función de tus intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información aquí.

¿Cómo prevenir el vamping?

Toda la información

El uso de los teléfonos móviles puede provocar dependencia en los menores, pero además desarrollar otros problemas y trastornos. Es el caso del vamping; una alteración el sueño que mantiene a los jóvenes conectados incluso de noche. Si quieres conocer en qué consiste en detalle y cómo prevenir el vamping, aquí te dejamos todo lo que necesitas saber al respecto. 

 

El uso de los teléfonos móviles puede provocar dependencia en los menores, pero además desarrollar otros problemas y trastornos. Es el caso del vamping; una alteración el sueño que mantiene a los jóvenes conectados incluso de noche. Si quieres conocer en qué consiste en detalle y cómo prevenir el vamping, aquí te dejamos todo lo que necesitas saber al respecto. 

 

¿Qué es el vamping?

Como decíamos, el vamping es una alteración del sueño que se produce por la adicción a los dispositivos electrónicos. Cuando dicha adicción llega a un punto extremo, las horas de conexión van más allá de las diurnas y se extienden a lo largo de la noche. La consecuencia más evidente es una reducción de las horas de descanso y de la calidad del sueño. De mantenerse, comenzaría a repercutir negativamente en el rendimiento escolar. 

Aunque a todos nos ha pasado que no podemos dormir una noche y decidimos conectarnos a las redes sociales o que por el contrario nos quedamos chateando hasta tarde, el teen vamping se refiere a una práctica habitual en los adolescentes. 

Los estudios han revelado que incluso cuando el usuario se va a dormir, su cerebro puede programarse de tal manera que se despertará a una hora determinada para volver a conectarse al dispositivo. Algo similar a cuando nos despertamos un poco antes de nuestra alarma, pero en un horario que repercute negativamente en la salud y en el descanso. 

Teniendo claro qué es el vamping, hay que conocer también cuáles son sus causas. Por lo general, se suele hablar de tres. La primera, es la búsqueda de una intimidad por parte de el o la joven, que ve que durante el día sus progenitores vigilan lo que hace o incluso no le permiten conectarse. En determinadas edades, puede suceder también por una búsqueda de intimidad con otra persona, ya que todos los adultos acostumbran a estar dormidos. 

La segunda causa es la falta de tiempo, aunque esta aparece con menos frecuencia. En mayor o menor medida nos hemos acostumbrado a estudiar y/o trabajar mientras controlamos las notificaciones que nos llegan o participamos en chats. Por último, puede deberse a motivos neurofisiológicos. Igual que sucede con la televisión, no se recomienda tener dispositivos electrónicos en la habitación, y mucho menos junto a la cama. Un problema de difícil solución porque estos se utilizan como despertador. 

 

¿Cuáles son las consecuencias del vamping?

Entre las consecuencias que el vamping tiene en los jóvenes, destacan la repercusión en el sueño y también en el apetito. Aproximadamente dos horas antes de irnos a la cama, nuestro organismo empieza a segregar melatonina, que es la hormona que se encarga de regular los ciclos de sueño. 

El problema que mencionábamos con respecto al uso de dispositivos electrónicos durante la noche es que retrasan la producción de la hormona. La luz que emiten estos aparatos es interpretada por el cerebro como luz solar y, por tanto, considera que es demasiado temprano para segregarla y el ciclo no comienza. Es el llamado insomnio tecnológico, que reduce las horas del sueño y empeora su calidad. Otros problemas derivados son la irritabilidad y la bajada de defensas. 

Pero no solo el sueño se ve afectado por el uso del móvil, también el apetito. Cuando no segregamos melatonina se eleva la producción de los neuropéptidos, que se encargan de regular la ingesta de comida y bebida. La consecuencia en este caso es una apetencia por alimentos ricos en azúcares y en grasas, por lo que además del sedentarismo, se potencia el sobrepeso y la obesidad

 

¿Cómo prevenir el vamping?

Si todavía no nos encontramos con este problema en casa, lo mejor es saber cómo prevenir el vamping. A continuación te dejamos algunas medidas efectivas para lograrlo:

  1. Impide que tu hijo/a duerma con dispositivos electrónicos en la habitación. Habrá que marcar una hora límite para utilizarlo, que sea lo suficientemente temprano para permitir la segregación de la hormona del sueño.
     
  2. Dar ejemplo. Si los menores desean tener su propio dispositivo electrónico cada vez con mayor antelación se debe a que desean imitar el comportamiento de los adultos. Por este motivo, si queremos que toda nuestra familia respete los horarios y sea consciente de la importancia de un buen descanso, conviértete en un ejemplo a seguir para ellos.
     
  3. Introduce sistemas de control parental. Cuando la necesidad de conectarse de noche se debe a la intimidad, es probable que quieran visualizar contenidos que como padres y madres no toleraríamos. La solución consiste en instalar un sistema de control parental que pueda filtrarlos. Así, podrás descansar por las noches sabiendo que los menores de casa no tendrán acceso a dichos contenidos ni de día ni de noche.

 

Gatchan te ofrece la solución de control parental que necesitas, con filtrado de contenidos violentos, pornográficos y sobre drogas y apuestas, así como bloqueo de llamadas desconocidas e informes de actividad. Para un buen descanso, ¡contacta con nosotros!

 

Te Recomendamos

IR AL BLOG