Menu Area Clientes
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarte contenido personalizado en función de tus intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Sexting en niños

Qué es, cómo prevenirlo, y peligros para los niños

A medida que niños y niñas crecen y se acercan a la adolescencia, comienza una etapa que se caracteriza por el autoconocimiento y la experimentación. Sin embargo, a pesar de la creciente búsqueda de libertad e independencia, son todavía demasiado jóvenes para tener conciencia de los riesgos y las consecuencias de sus acciones. El sexting en niños es una de las prácticas que más preocupan a las familias. Te contamos qué es y cómo puedes prevenirlo.

A medida que niños y niñas crecen y se acercan a la adolescencia, comienza una etapa que se caracteriza por el autoconocimiento y la experimentación. Sin embargo, a pesar de la creciente búsqueda de libertad e independencia, son todavía demasiado jóvenes para tener conciencia de los riesgos y las consecuencias de sus acciones. El sexting en niños es una de las prácticas que más preocupan a las familias. Te contamos qué es y cómo puedes prevenirlo.

¿Qué es el sexting?

El sexting es un acrónimo formado las palabras sex y texting, que en castellano significan sexo y la acción de enviar mensajes de texto. Por lo tanto, se trata del envío de mensajes, imágenes o vídeos personales de contenido erótico o sexual a través de un dispositivo móvil y utilizando las redes sociales o las plataformas de mensajería instantánea, principalmente.

Esta práctica pueden llevarla a cabo también los adultos, pero el sexting en niños es lo que aquí nos atañe. Aunque los riesgos son los mismos para cualquier persona, la situación de los jóvenes es aún más vulnerable por el propio desconocimiento.

 

Peligros y riesgos del sexting

Estos contenidos se realizan en la intimidad y por lo general entre dos personas que han dado su consentimiento. El problema actual reside en que esta privacidad no siempre se respeta, a pesar de que la violación de esta constituye un delito penado por la ley.

La propia Constitución Española recoge el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen en su artículo 18, y considera que es personal, irrenunciable e intransferible. De este modo, cualquier persona puede solicitar que se impida la obtención, la reproducción o la publicación de su imagen por un tercero sin autorización. Pero eso no es todo, el Código penal también considera un delito la difusión de material íntimo, con penas de prisión.

El problema que encontramos con el sexting en niños y niñas no es solo la difusión del contenido íntimo, sino que las estadísticas revelan que en multitud de casos quienes solicitan dicho contenido son perfiles falsos, tras los que se esconden adultos que se hacen pasar por jóvenes. En otras palabras, se trata de pedofilia.

 

Protección online contra sexting: Consejos para prevenir el sexting

Controlar lo que sucede con una imagen o vídeo subidos a Internet es prácticamente imposible. Incluso si se trata de una cuenta privada, los derechos sobre aquellos se pierden y cualquier persona puede utilizar una publicación a su antojo. Y lo mismo sucede con el receptor de contenido erótico. Aun sabiendo que es privado, puede compartirlo con sus amistades o decidir difundirlo sin autorización.

Hay que tener en cuenta que, de suceder, las víctimas se enfrentarían también al bullying o acoso escolar. Y si volvemos a las estadísticas, el número de suicidios en jóvenes se ha triplicado en los últimos años; fruto del crecimiento de las redes sociales y la facilidad que dan para acosar a una persona las 24 horas del día.

Entonces, ¿cómo podemos evitar el sexting en niños y niñas? Por suerte, existen diferentes formas de evitar vernos en esta incómoda situación, y a continuación te dejamos algunas de ellas para que las pongas en práctica.

Evita las fotos íntimas

Puesto que no podemos controlar cada minuto lo que nuestros hijos e hijas hacen, la clave está en tener conversaciones que les permitan ser conscientes de los riesgos que conlleva la práctica del sexting en niños y niñas. Pero no emitiendo un juicio o como una prohibición, sino dentro de un diálogo que favorezca la confianza y la comunicación entre ambas partes.

No compartir contenidos sexuales

De igual modo que se enseña a no enviar contenidos sexuales o eróticos, es importante recalcar también que no se debe compartir lo que se reciba. Y en el caso de que se trate de una difusión no autorizada, hay que informar a un adulto para tomar las medidas pertinentes y denunciar si fuera necesario.

Introduce el control parental

Una de las formas más efectivas de evitar el sexting en niños y niñas es utilizar algún tipo de control parental. En Gatchan, la primera operadora móvil para menores, ofrecemos un filtrado de contenidos que evita la reproducción de aquellos que sean inapropiados. Pero además de ello, también se bloquean las llamadas entrantes y salientes en oculto.

 

Si te preocupa el sexting en niños y niñas, puedes consultar las diferentes tarifas que tenemos disponibles. Y si deseas conocer cómo establecer controles en las plataformas que tus hijos/as utilizan, en nuestro blog encontrarás multitud de artículos que te serán de gran ayuda.

Te Recomendamos

IR AL BLOG